Biografía

Quiero agradecer a todos mis amigos el haberme alentado a producir esta colección de mis grabaciones y fotografías. “La Música de mi Vida” me permite compartir con ustedes muchos recuerdos, seres queridos y lugares muy amados.

Desde que era una niña en Buenos Aires, Argentina, la música fue mi compañera, mi alegría, mi apoyo e inspiración. Para quienes me rodeaban, no fue entonces una sorpresa ver que poco a poco me adentraba en ella. La primera persona que me puso ante un micrófono fue mi querida madre, Maria, cuando tenía tres años. Su imagen sosteniéndome sobre un taburete para que pudiera alcanzar el micrófono y grabar mi “primer álbum”, me envuelve en la sensación de que prefiguraba mi futuro en el campo musical. Aquellas dos canciones -grabadas entonces- son para mí como un tesoro escondido por muchos años. Las incluyo por primera vez en esta colección especial como un modo de acercar a mis amigos aquellos tiernos momentos.

Comencé mi aprendizaje musical a la madura edad de cuatro años en el Conservatorio Nacional de Música de Buenos Aires, con estudios y recitales en varias materias, especializándome en canto y piano durante los siguientes catorce años. En forma paralela asistía regularmente al colegio, lo cuál explica por qué no tenía tiempo para participar en las actividades típicas de una muchacha joven: no había espacio para nada más. A los 18 años, finalicé los estudios secundarios y al mismo tiempo, recibí mi título de Maestría en Música del Conservatorio, con énfasis en ambos, piano y voz.

A los 19 años fui seleccionada por “Radio Libertad” como la mejor cantante aficionada en Argentina. Así comenzó mi trayectoria profesional en Buenos Aires, la que se concretó en la grabación de varios álbumes como vocalista para la compañía Microfon. En esa época adopté el nombre artístico de Marina Dorell. La venta de discos fue lo suficientemente exitosa como para pasar a ser artista de RCA Records, punto de partida de mi carrera internacional de cantante.

Me trasladé a la ciudad de México, donde se me brindó la oportunidad de participar en películas, teatro, televisión y también de dirigir programas para la empresa Televisa México. Durante varios años trabajé en forma independiente para dicha compañía. En ese periodo ofrecí numerosos conciertos en vivo en capitales europeas, ciudades del Lejano Oriente, Latinoamérica y los Estados Unidos, a menudo frente a grandes audiencias en estadios y anfiteatros. Grabé la primera versión Español e Inglés de la canción “No llores por mí, Argentina”, de la obra musical “Evita”. Me siento muy contenta de que mi interpretación de esa canción continúe aún hoy siendo incluida en colecciones románticas de CDs. Esa realización siempre tendrá un lugar especial en mi corazón, porque Eva Perón es una parte muy importante de mi historia argentina.

Un dia me trasladé a California, donde decidí realizar un sueño que tenía guardado hacía muchos años: obtener calificaciones para ayudar a otros. Escogí el campo de la Psicología y en el curso de los once años siguientes, obtuvé mi Maestría en Psicología, a la que siguieron un Doctorado en Comportamientos Humanos y otro en Psicología Clínica llegando así a establecer mi consultorio privado. Al mismo tiempo continuaban mis colaboraciones con Televisa México.

Me contrataron para producir, dirigir y conducir programas destinados a la audiencia Hispánica de los Estados Unidos orientados a temas sociales y de interés para la comunidad. Uno de ellos culminó con uno de dos horas en vivo titulado “El SIDA en la Comunidad Latina”, al que siguieron otros sobre “Niños Abusados y Niños de la Calle”. Mi investigación de fondo despertó gran interés y tuvo una respuesta muy positiva de la comunidad. Televisa me contrató para dirigir, coordinar y presentar el “Concurso de Belleza de Miss Baja California”, que duró cinco horas al aire, en vivo, en Julio de ese año. En el transcurso del programa también canté y entretuve a la audiencia.

Televisa México me encargó producir y conducir una serie en vivo usando mi experiencia profesional como Psicóloga. Los televidentes efectuaban llamadas para recibir ayuda con sus preguntas y dificultades personales. El programa tuvo mucho éxito en señalar problemas específicos de nuestra comunidad.

Fue un honor para mí que también la empresa Univision me invitara a participar en una serie de programas en vivo donde presenté a su audiencia soluciones para manejar los diferentes problemas psicológicos en sus vidas.

Como artista profesional he tenido, durante mis presentaciones públicas, numerosas ocasiones de brindar ayuda y asistencia a la población hispana. Ahora que ejerzo la profesión de Psicóloga, veo un mundo de oportunidades combinando mis dos carreras. Ello me permitirá no sólo servir a las necesidades de la comunidad Latina, sino también a la de otros grupos sociales. Espero que compartiendo nuestro amor, apoyo y canciones del corazón podamos mirar hacia un futuro más brillante.